La búsqueda del amor

14 10 2004

Ella amaba desesperadamente al muchacho. Desde el primer momento en que le vió, supo que estaba destinado para ella, lo que no sabía es que el destino a veces gasta bromas pesadas.

Averiguó que el domingo siguiente, el muchacho iría a un programa de radio que un amigo común emitía. Ella también fue. Encontró un sitio muy cerca de él, y le miró, y el muchacho correspondió a su mirada.

TErminado el programa, fueron todos a tomar una caña. Allí los presentaron y la charla fluyó con naturalidad. Quedaron para ir al cine esa misma tarde.

La película consiguió avergonzarla, era muy tímida aunque pareciera audaz. Ella nunca había hecho el amor, y las escenas tórridas del film, hacían que miraran de reojo al muchacho, encogida en su asiento.

Salieron del cine, hablaron de la película, hablaron de ellos. Él le acompañó a su casa, y cuando se despidieron le susurró al oido….”creo que los dos necesitamos mucho cariño”

Ella se dispuso a dárselo, pero él no se dejó. Durante casi dos años, ella sufrió como nunca había sufrido, pero él no quería dejarla marchar.

Poco a poco se fueron alejando, y un hombre nuevo entró en su vida. En la misma emisora de radio, con los mismos amigos de entonces, un día de Año Nuevo le conoció.

Ella no se fijó en el hombre especialmente, no había nada que llamara su atención. Pero el nuevo hombre insistió en conocerla y lo consiguió.

El hombre hizo que olvidara al muchacho, pero eso no le trajo la felicidad.

Otros dos años estuvo con el hombre, sin llegar a entender que era lo quería de ella.

Ella intentó amarle pero no lo consiguió.El hombre no podía darle todo lo que ella necesitaba y su relación se volvió tensa y amarga.

Una tarde ella le dijo que necesitaba tiempo para aclarar sus sentimientos, y nunca más se volvieron a ver.

Lo único que el hombre le dejó fue una duda y una gran inseguridad en ella misma.

Pasó mucho tiempo, otros hombres pasaron por su vida. Ninguno dejó huella.

Hasta que llegó él, sin hacer ruido se instaló en su vida. Pasó de ser un amigo a ser su todo, casi sin darse cuenta.

Y entonces amó y fue amada y aprendió por fin a ser feliz.


Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: