Silencio

16 05 2005

El silencio se adueñó de ellos. Les rodeó sin hacer ruido y ellos se dejaron hacer. Día tras día el silencio instalado en su comedor, en su baño, en su cama se hizo fuerte en sus vidas y pasó a ser uno más de la casa. Cuando hartos ya de tanto silencio quisieron sacudírselo de encima, no consiguieron articular palabra. Se miraron impotentes y el silencio los rodeó de nuevo
“>Link

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: