Post Coito

16 07 2006

Se arrebujó tímidamente en su pecho, y sin mirarle, le susurró, “te quiero”.
Él se incorporó en la cama, y asustado le contestó : “no quiero que me quieras, te haría mucho daño”.
“Ya me lo has hecho” pensó ella, aprisionando las lágrimas que pugnaban por escapar.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: