El porqué de los dichos

3 09 2006

¡Vete a la porra!

Esta castiza expresión, que muchos creen nacida y cultivada en Madrid, pero cuyo uso se extiende a toda España, procede de la expresión militar de castigo

¡Vaya usarced a la porra, seor soldado!

y tiene su origen en el colosal bastón que llevaba el tambor mayor de los regimientos antiguos.
Este bastón labrado y rematado por un gran puño de plata, era conocido con el nombre de porra. El bastón clavado en cualquier lugar del vivac, acantonamiento o campamento, marcaba el lugar donde tenían que acudir los soldados durante el descanso para sufrir el arresto impuesto por faltas leves que hubieran cometido.
La fórmula ¡Vaya usted a la porra! era correcta y usual, aunque ahora nos parezca graciosa. El oficial, al imponer el arresto a un soldado, se expresaba en tales términos.

Del Porqué de los dichos de José María Iribarren

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: