El sermón de la montaña

8 04 2007

Jesús paseaba por el Tiberiades refrescándose los pies. Los pececillos miraban desde abajo esas cosas que irrumpían su monotonía pensando en si morderlas o no, parecían un poco mugrientas.
En la orilla, Pedro hacía señales con los brazos, hasta que Jesús viéndole, se dirigió hacia él.
-Jesús, tío, date prisa que están todos esperando en la montaña para oir el sermón, y además están hambrientos.
-No te preocupes, mi buen Pedro. Después del sermón haré un pequeño milagro y saldrán panes y peces.
-¡Amos no me jodas, hombre! Saca unos buenos corderitos asados….

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

10 04 2007
Xoconoxtle Cósmico

jajajaja… es cierto! digo, si ya sacaba vino…

Me gusta

10 04 2007
Atitel

Jajaja, esta buenisimo!

Besos!

Me gusta

11 04 2007
javi brasil

Arderás en los infiernos o, en su defecto, Esperanza Aguirre te llamara para pedirte tu voto.

Me gusta

11 04 2007
Morgaana

Juas Javi, lo lleva claro la Espe.
Pues mira Lety, pensaba que no te iba a gustar este post.
El vino lo ponía Pedro, Xoco

Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: