Funcionario

5 06 2007

Mi trabajo consiste en certificarlos. Ya me ha tocado hacerlo unas cuantas veces, la verdad es bastante aburrido.
Cuando se reciben indicios fidedignos de que va a suceder, viajo hasta allí y doy fe de todo lo que ocurre hasta el final. Bueno, lo de viajar no es en el sentido estricto de la palabra. No me subo en una nave y la dirijo hasta allí. Sólo me teletransporto, es tan aburrido como lo de certificar.
Con el único que no me aburrí fue con el planeta 525.384.722.112 o Qutdhum., que es el nombre que le daban sus habitantes. La destrucción de este mundo no fue como las demás, una glaciación, un meteorito que se sale de su órbita, ya sabes, a éste fueron sus propios habitantes quienes le destruyeron, le hirieron demasiado y se hartó de ellos.
Pero les dio tiempo a preparar unas cientos de naves que escaparon antes del final. Se desperdigaron por varias rutas del universo y algunas consiguieron llegar a otros planetas. Hubo una de ellas que nos mantuvo en vilo mucho tiempo. Llevaban ya varios años luz vagando de una estrella a otra, reproduciéndose como conejos. Cuando estaban a punto de agotar todos sus recursos dieron con un planeta azul que parecía habitable. Mandaron una pequeña nave de exploración y comprobaron que podían vivir allí. Tuvieron mucha suerte, algunos años luz antes, ese planeta también había pasado por una experiencia como la de ellos. La verdad, los dinosaurios se llevaron una amarga sorpresa cuando ocurrió.¡Se creían los reyes del universo!
Ya llevan muchos años luz habitándolo, y están consiguiendo lo mismo que en el anterior. No creo que les quede mucho tiempo. Supongo que me tocará ir por allí, si antes no consigo ascender en mi trabajo. ¿No te lo había contado? Estoy preparando unos exámenes para el siguiente puesto en el escalafón.. Sí, también tengo que certificar pero me han dicho que es mucho más ameno. Certificación de nacimientos de mundo, creo que se llama.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

6 06 2007
Maria Del

Sabia yo que alguien tenía que tener por ahí esconndida la primera página de la Biblia.
Como se enteren los del vaticano, o en su defecto, el Opus, corre aunque te fies de Dios.

Me gusta

7 06 2007
Atitel

Interesante guapa, como siempre tus relatos me dejan un agradable sabor de boca y en ocasiones deseando segundas partes.

Besos y disfruta Junio!

Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: