2 10 2007

No sé si os pasa, pero yo nunca logro evitar que los restos de ceniza manchen la madera del mueble del comedor, y mira que me esforzaba, sobre todo por no escuchar la martingala de mi señora “Mira como has puesto todo de ceniza…”

“Si es que si te hacen más guarro….”. Esas frases eran el pan nuestro de cada día, y yo ya estaba hecho a ellas, pero cuando me dijo que me dejaba, que estaba enamorada de otro y que además no fumaba, no pude resistirme.

Disfruté como un enano quemando su cuerpo y como en el fondo soy un sentimental, me guardé parte de las cenizas y las dejé en el aparador de la entrada.

Los de la policía ciéntifica tampoco es que tuvieran que esforzarse mucho

Anuncios

Acciones

Information

One response

2 10 2007
Lety

Sin palabras, corto pero sustancioso.

Un abrazo!

Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: