12 08 2008

Allí estaba yo, leyendo las palabras que me dirigía mi gran amor-Eres como una piedra muda, nunca dices lo que sientes, pero aún así yo no quiero dejar de verte, los amigos son muy importantes para dejarlos marchar sin luchar.

Era justo lo que necesitaba para hundirme más en mi tristeza, en mi soledad, era su contestación a la que yo le había enviado unos días antes, dejando al desnudo mis sentimientos. Su respuesta estaba clara ¡Amigos! Eso era lo que yo significaba para él.

Sentí que no nos separaba únicamente la centena de kilómetros que hay entre mi gran ciudad y su pequeño pueblo segoviano, también había un muro impenetrable entre mi necesidad y su respuesta. Yo le necesitaba ahora más que nunca, mi padre nos había dejado inesperadamente y su mano estuvo junto a mi sólo unas horas, el tiempo que tardó mi familia en regresar para el entierro.

Pero esas escasas horas no fueron suficientes para mi dolor, le quería a mi lado en esos momentos, le necesitaba junto a mi, y él estaba satisfecho con haberme dedicado parte de sus horas de sueño, había cumplido con su deber de amigo.

Guardé la carta, aún está guardada no se dónde, guardé también mis sentimientos y deseos, esos sí se donde los guardé, y levanté la mirada hacia la foto desde donde mi padre sonreía con una mirada limpia y juvenil, y se lo prometí.

Terminó Agosto y con los frescos días del otoño, regresó él también y su llamada. Medía hora antes de dejar mi casa la fiebre se instaló en mi cuerpo, siempre me pasaba cuando tenía una cita con él, pero intentando controlar mis nervios, bebí un vaso de agua y salí dejando atrás mis temores.

Mientras me besaba yo sentía que así no eran los besos de un amigo, mientras me acariciaba en las resecas praderas del Retiro las lágrimas pugnaban por abandonar mi cuerpo.

Cuando nos despedimos, él creía que en la próxima llamada yo estaría disponible, sin embargo yo sabía que era para siempre.

Anuncios

Acciones

Information

One response

13 08 2008
Atitel

Guapa, de momento me senti identificada, porque quien no ha tenido un amor asi? que te hablan y por mas que juras que no estaras dispuesta a ser su amante por unos momentos, siempre, siempre se termina cediendo.

Cosas de la vida, me encanto este relato.

Un beso!

Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: