The best

29 04 2009

Jugaba a ser siempre el mejor, el mejor en todo. Le daba igual lo que tuviera que hacer para conseguirlo, trampas en las cartas, tomar un atajo en una carrera, copiar en un examen, cualquier cosa que le hiciera ser el primero, el más listo, el que más ligaba, el número “ONE”.
Por eso ahora mismo se estaba jugando el pellejo, si le pillaban sabía lo que le esperaba, la expulsión del instituto, pero tenía que arriesgar todo para conseguir aprobar el examen, así que respiró hondo y entró en la sala de profesores.
Cuando terminó el examen sintiéndose un triunfador, corrió para encontrarse con la “pavita” que le esperaba en la puerta del instituto.
La besó poniendo toda su alma en ello y llamándola como a todas “cielo”. No recordaba su nombre ¿Qué más daba? Sólo era otro juego.
Al llegar a su casa y abrir la puerta, vio en el perchero del recibidor el sombrero de su padre, así que se acercó presuroso al salón.
Él estaba sentado en su sillón leyendo el periódico, y cuando le vio entrar lo dejó en la mesita, y esperó a que se acercara.
-¡Bueno chico! ¿Preparado?- Le preguntó sacando el tablero de ajedrez.
Se concentró en la partida con todo su ser, y cuando angustiado vio como su padre le daba jaque mate, un nudo de desesperación le atenazó el estómago.
Con la cabeza baja le escuchó decir su frase preferida:
-¡No sirves ni para jugar al ajedrez! ¡Vaya mierda de hijo que me ha caído en suerte!

Anuncios

Acciones

Information

One response

2 05 2009
Lety

Suele pasar…

Abrazos!

Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: